Blogia

VARIOS

pastor que ayuda a la NASA

pastor que ayuda a la NASA
En el pueblo y, sobre todo, en el mundillo astronómico internacional, Joaquín es conocido como 'El pastor galáctico', denominación que él mismo ha fomentado y que, por impactante, no se olvida. "Lo del pastor galáctico salió de mí. En los foros no se creían que yo fuese ganadero de ovejas y supiera algo de esto. La gente del pueblo ya sabía de mi afición porque cuando salía al campo con las ovejas me llevaba libros y revistas y siempre salía el tema. Después, cuando empecé a construir el observatorio, pensaron que era un silo para el pienso, después que si era algo para curar chorizos. Al final, salió esto", dice entre risas. "No deja de ser una curiosidad que el único observatorio que había en Zamora lo hubiese construido un pastor", reconoce.
Completamente integrado en su vivienda, la cúpula de observatorio es una de las referencias del 'skyline' de San Agustín del Pozo. El nombre de la instalación responde a los gustos por una de las constelaciones más conocidas del mapa estelar. "Orión es la constelación que más me gusta y donde está una de las nebulosas más llamativas y bonitas del cielo de invierno, la nebulosa M42", indica.
La estructura de la cúpula es de hierro, forrada por fuera con chapa galvanizada y por polietileno expandido en el interior para proteger del frío y del calor el observatorio, que tiene unos tres metros y medio de diámetro y una abertura de cerca de uno metro. El resultado es francamente bueno, optimizando la inversión hasta el extremo, no en vano hizo él mismo la obra, invirtiendo en materiales unas 400.000 pesetas "de las de entonces".
Escaleras arriba, la primera precaución es cerrar la trampilla de acceso para evitar accidentes. El pastor galáctico abre la tronera para hacer una demostración de las posibilidades de su obra y prepara el telescopio tipo 2, "con una montura normal, pero es muy potente para cielo profundo porque tiene 30 centímetros de diámetro, tiene poco foco y da más luminosidad", según explica.
El equipo óptico queda completado con un ordenador, una cámara digital, un amplio juego de filtros y de oculares y otros dos telescopios refractores, "de 150 milímetros, foco 8, y otro de 120, foco 5, para observación con mis amigos en el campo y para exhibiciones por los pueblos", puntualiza. "Fíjate. Este cristalito de nada, cien euros. Es un filtro para ver nebulosas de emisión de hidrógeno. Éste es un polarizador para la Luna", detalla, comentando que le falta el espectrógrafo de masas.
El pastor saca con cuidado los pernos que sujetan la cúpula para hacer una demostración de cómo puede moverse 360 grados con facilidad, gracias a los rodamientos que él mismo colocó. "La NASA y la Agencia Espacial Europea nos piden ayuda con cierta frecuencia porque no pueden cubrir todo el campo. Piensa que un aficionado australiano descubrió con un telescopio normal y corriente que un asteroide se había estrellado con Júpiter y la NASA apuntó el Hubble hacia ese punto para ver el punto de impacto. Si llega a dar contra la Tierra, la barre", explica.
Joaquín Tapioles tiene sus preferencias en cuanto al objeto de sus estudios, dedicándose, sobre todo, a los cometas. Cuando estrenó su observatorio Orión, pasaron relativamente cerca de la Tierra el Yakutake y el Hale-Bopp, que se vio casi durante medio año, según indica. "Es una emoción muy grande seguirlo paso a paso, sacarle fotos y comprobar la evolución de su coma, las espirales de chorros de gas y polvo según iba girando la órbita… Lo puedes ver con tus propios ojos y eso es genial".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Los vinos más caros del mundo

Un set de ocho botellas se vendió por usd 224.900 en una subasta de Sotheby's en Londres en 1996. Una de las principales razones por el alto precio de este vino es el rendimiento extremadamente bajo de la tierra en la zona de Francia donde se produce -se necesita la producción de tres parrales de uva Pinot Noir para hacer una botella.

usd 500,000 (para beneficencia) - Screaming Eagle Cabernet 1992

Una imperial (botella de seis litros) de Screaming Eagle Cabernet 1992 alcanzó técnicamente el precio más alto jamás pagado por una botella de vino. Sin embargo, el precio debe ser descartado ya que su compra, en la Subasta de vinos de Napa Valley en 2000, fue con fines benéficos.
usd 28.112 - Romanee-Conti DRC 1990
La edad promedio de los parrales, que se extienden por más de 1,8 hectáreas, es de 53 años y la cosecha de Pinot Noir puede producir hasta 450 cajas de vino Romanée-Conti DRC.

N de R: DRC es la abreviatura para Domaine de la Romanée-Conti, un estado de Borgoña (Francia) que produce vino tinto y vino blanco.
Es ampliamente considerado entre los productores de vino más grandes del mundo y las botellas DCR están entre las más caras del mundo. Toma su nombre de su viñedo más famoso; el Romanée-Conti.
usd 38.420 - Penfolds Grange Hermitage 1951: el vino australiano más caro
El Penfolds Grange Hermitage 1951 se conoce por sólo quedar unas 20 botellas en existencia hoy en día. En mayo de 2004, un coleccionista de vinos en Adelaida pagó AUS usd 50.200 por una botella en una casa de subastas australiana.
usd 43.500 - Massandra 1775: el jerez más caro
La más antigua botella conocida de jerez de la bodega de Rusia Massandra fue vendida en subasta en Sotheby's de Londres en 2001.

usd 100.000 - Chateau d'Yquem 1787: el vino blanco más caro
El vino blanco tradicionalmente es menos costoso que el tinto, pero una rara botella de Château d'Yquem cosecha 1787 se vendió por usd 100.000 a un coleccionista estadounidense anónimo en 2006.
usd 114.614 - Chateau Mouton Rothschild 1945
En 1997, una jeroboam (botella de 4.5 litros) de Chateau Mouton Rothschild 1945 -considerada una de las grandes cosechas del siglo pasado- fue vendida a un comprador anónimo en Christie's, Londres.
El precio total de usd 114,614 equivale a cerca de 23.000 dólares por cada 750 ml (una botella de vino de tamaño estándar).
usd 135.125 - Cheval Blanc 1947
Este merlot goza de la condición de ser uno de los dos únicos vinos a los que se ha dado la Clase A en la Clasificación del vino de Saint-Emilion. Una botella de tres litros fue comprada en Vinfolio en San Francisco en 2006 por usd 135.125 (usd 33.781 por cada 750 ml).

usd 156.450 - Chateau Lafite 1787: la más cara botella estándar de vino.

El editor Malcolm Forbes en 1985 pagó 160.000 dólares por una botella cosecha 1787, que se creía que pertenecía a la bodega del presidente Thomas Jefferson y tiene las iniciales ThJ grabadas en el vidrio. Sin embargo, su autenticidad ha sido objeto de especulación, con los expertos divididos sobre la cuestión.

usd 225.000 – Chateau Margaux 1787: el vino más caro que jamás se vendió
En 1989, una botella también de la colección de Thomas Jefferson, fue valuada en el astronómico precio de usd 500.000 por su dueño, un merchant de vino de Nueva York llamado William Sokolin.
El alto precio pudo haber sido un truco publicitario, pero nunca fue probado. Cuando Sokolin llevó el vino con él a una cena de Margaux en el Hotel Four Seasons, un mozo volteó la botella, rompiéndola. La aseguradora pagó usd 225.000.

la naturaleza y los números

Video que muestra la relación entre la naturaleza y los números

Cinco cuerpos de escaladores en el Everest

Cinco cuerpos de escaladores en el Everest
Un equipo de sherpas ha descubierto los cuerpos de cinco alpinistas y ha recuperado más de 2,5 toneladas de desechos procedente de una expedición de limpieza en el Everest que comenzaron en abril.

Veinte sherpas fueron a recoger desperdicios depositados por las múltiples expediciones y recuperar los cadáveres de escaladores muertos a 8.000 metros metros de altitud, donde el nivel de oxígeno es un tercio de lo que se registra a nivel del mar.
Según el coordinador del Chakra Karki, el equipo encontró cinco cadáveres, entre ellos el estadounidense Scott Fisher, líder de una expedición cuyos integrantes murieron en mayo de 1996, uno de los días más oscuros en la historia del alpinismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Ante situaciones extremas, utiliza la imaginación (Albert Einstein)

Ante situaciones extremas, utiliza la imaginación (Albert Einstein)

Cuentan que, en la Edad Media, un hombre fue injustamente acusado de asesinar a una mujer. En realidad, el verdadero autor era una persona influyente y por eso buscaron a un “chivo expiatorio” para encubrir al verdadero culpable.
El hombre fue llevado a juicio, conociendo que tendría poca oportunidad de escapar al veredicto: ¡ LA HORCA !
El Juez, también cómplice, cuidó de que pareciera un juicio justo y le dijo al acusado:

- “Conociendo tu fama de hombre devoto del Señor, vamos a dejar en manos de Él tu destino. Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable e inocente. Tu escogerás uno de ellos y será la mano de Dios la que decida tu destino”

Por supuesto, el juez corrupto había preparado dos papeles con la misma leyenda: “CULPABLE” y la pobre víctima se dio cuenta que era una trampa.No había escapatoria.El Juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados.

El hombre inspiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados pensando, y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa, escogió y agarró uno de los papeles y, llevándolo a su boca, lo engulló rápidamente.Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon airadamente.

- “Pero… ¿qué hizo?… ¿Y ahora?… ¿Cómo vamos a saber el veredicto?”

“Es muy sencillo” respondió el acusado. “Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos qué decía el que yo escogí”

Con rezongos y disgustos mal disimulados, tuvieron que liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo.

"En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein

 

 

 

 

Barrio Sésamo cumple 40 años

Barrio Sésamo cumple 40 años

Barrio Sésamo cumple 40 años. Hablamos del programa que ha alegrado el pan con nocilla de varias generaciones, que les ha enseñado las preposiciones, los números y (a los que de mayores nos dedicamos al humor) las bases de la comedia divertida; el show que nos ha regalado sketches tan brillantes como el de Epi contándole a Blas su visita al zoo o el de Espinete y sus vecinos bailando al ritmo de Daft Punk. ¿O esto lo vi en Youtube el otro día? Bueno, es igual: les recordamos cojonudos, y homenajear a quien admiras sinceramente siempre es muy chungo, así que hemos hecho lo que hemos podido. Al menos no hemos esperado a que murieran, que desgraciadamente es cuando solemos acordarnos de los grandes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres