Blogia

¿Democracia en España? ¡Anda ya! partitocracia

¿Democracia en España? ¡Anda ya!  partitocracia

Cuando el elemento decisivo de un sistema de gobierno es el partido político y cuando el poder
está controlado por los partidos y no por los ciudadanos, ese régimen debe denominarse
"Partitocracia" y no "Democracia". La democracia es el gobierno del pueblo, mientras que
la partitocracia es el gobierno de los partidos políticos.
partidos políticos ultrapoderosos que se apoderan del Estado e infiltran los poderes básicos,
prevalencia del partido sobre el ciudadano, ocupación o control, por los partidos,
de la sociedad civil y de las grandes instituciones
Uno de los rasgos característicos de la Partitocracia es que son los partidos
y no los ciudadanos los que en realidad eligen a los representantes democráticos.
En España (y en otros muchos países aparentemente democráticos), esa usurpación del
derecho ciudadano al voto se consigue por medio de las listas cerradas y bloqueadas,
elaboradas por los partidos, que son en realidad los que eligen, mientras que el ciudadano
no puede elegir a las personas que le representan
sino a los partidos que deben o no ocupar el gobierno .
La Partitocracia no sólo degrada la democracia hasta destruirla, sino que genera también efectos perversos.
El incumplimiento de las promesas electorales es una constante en España
Aznar no sólo incumplio su promesa electoral de regenerar la democracia,
sino que la infectó aun más al promover el "Pacto por la Justicia", un bodrio antidemocrático
suscrito con el PSOE gracias al cual ambos partidos se reparten el control de los grandes
tribunales españoles
Zapatero se comporta como un tirano legalizado por las urnas al tomar decisiones contrarias
a lo que las mayorías quieren
España, padecen una democracia degradada y podrida
Es mentira que la derecha crea riqueza y la izquierda la reparte. También es falso que la
izquierda beneficia a los pobres y la derecha a los ricos. Basta analizar la historia para
descubrir que los hechos, a veces, demuestran precisamente lo contrario. Todo eso son falsedades
alimentadas por la oligarquía dominante, que quiere que vivamos la política como se vive el fútbol,
con espíritu de "hooligans", defendiendo irracionalmente a los colores propios "hasta la muerte".
No hay más división auténtica que la que siempre ha habido,
desde que el ser humano habitaba en cavernas: el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la verdad y la mentira.
Lamento tener que decirlo, pero a los muchos inocentes demócratas españoles
que siguen creyendo que viven en democracia les conviene una buena cura de realismo crítico
para que asuman de una vez la verdad: que estamos dominados por una tiranía de partidos con disfraz de democracia
Un país que no respeta y rechaza a cuatro grupos profesionales que son los
pilares indiscutibles del sistema democrático (políticos, jueces, policías y periodistas)
es, sin duda, un país gravemente enfermo.
La partitocracia española está demostrando su peor rostro y descubriendo sus auténticas entrañas,
pobladas de ratas políticas que no merecen el voto de los demócratas, ni representar a unos
ciudadanos españoles que están sidendo políticamente degradados y convertidos en rehenes de DICTADORES

     a la mierdaaaaaaaAAAAAAAAAAAAA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres